Breves Artículos Para Entender El Lig – Living Incomen Guaranteed (ingreso Garantizado De Vida)

1238071_161391940728664_109922139_n

Fragmento Traducido del Blog Money Matters (link: https://eleonoragozzini.wordpress.com/2013/09/10/day-354-hide-it-or-jail-it-how-we-deal-with-world-problems/)
 
Prisión de Pobreza: Colombia SC exige a las Personas Sin Hogar que se marchen o irán a la cárcel
 
Por Eleonora Gozzini  (Traducido por Gabriel Aceves)

 En lo que los críticos dicen que es la medida más comprensiva “anti-personas sin hogar” que se haya aprobado, el Ayuntamiento de Colombia SC ha aprobado por unanimidad un “Homeless Emergency Response” (Respuesta de Emergencia a las personas sin hogar) plan bajo el cual la policía patrulla removerá a las personas sin hogar del centro, bajo los auspicios de las leyes de la “calidad de vida de la ciudad ” – con una línea directa para que los empresarios puedan informar de cualquier presencia desagradable antes mencionada etc. – Y llevarlos a un refugio en las afueras de la ciudad donde más policías patrullando se asegurarán de que no lo alcen y que vuelvan errantes al centro. (Suena como un campo de concentración ¿no?)

Si se rehúsan a ser llevados, serán arrestados y serán llevados a la cárcel. Si tratan de abandonar el refugio, serán devueltos a la pseudo-cárcel. Para justificar esta grotesca criminalización de las personas sin hogar, los líderes empresariales se explican en extensas declaraciones de impacto que la presencia de personas sin hogar en el centro de la ciudad ha hecho “virtualmente imposible crear un modelo de negocio sustentable”, a lo que se podría pensar que es suficiente el tirar a toda esa gente a la cárcel o al menos pseudo- cárcel. Sin embargo, hay problemas. El refugio tiene sólo 240 camas, y hay más de 1.500 personas sin hogar. El refugio sería sólo opera en invierno. Tanto los defensores de personas sin hogar y la ACLU están considerando entablar demandas. Los tribunales se encuentran cada vez más dominantes fallando a favor de medidas similares contra las personas sin hogar. E incluso el jefe de policía de Colombia está frustrando e inexplicable y admirablemente señalando que “la falta de vivienda no es un crimen.”

Cuando leemos estas noticias tal vez pensamos que “acabamos de aterrizar aquí”, somos observadores de un sistema mundial de abuso y no tenemos nada que ver con lo que está pasando, tendemos a creer que la pobreza y sus consecuencias “como la falta de vivienda”, son una especie de enfermedad viral infecciosa a la cual las personas se ingresan por sí mismos al no cumplir con el funcionamiento del sistema, “es su culpa si son pobres y no tienen hogar”, es por eso que nos esforzamos mucho en nuestra vida para asegurarnos de que lo logremos y no caigamos al fondo del sistema en donde la pobreza, la miseria y todo lo que viene con él, están a la espera de todos los desafortunados que aterrizan allí.

Si no nos distanciásemos del mundo al grado que lo hacemos todos los días, nos habríamos preguntado por qué algunas personas no tienen hogar, ¿por qué hay gente pobre en un mundo que ha demostrado producir más que suficiente para todos, pero solo se es dado y preservado para algunos? y cuestionaríamos la legitimidad de tal acaparamiento a la cara de aquellos que tienen que ir sin las necesidades humanas básicas, como una casa, un lugar seguro donde puedan descansar, un refugio para sí mismos y sus familias.

(Espero que nuestro buen sentido del sarcasmo no nos falle en éste fragmento ¿vale?)

De las muchas sociedades en el mundo que más nos gustan, son aquellas en las que la pobreza es “dignificada”, donde los pobres comprenden su lugar en nuestra sociedad tan lejos de los ojos del público, lejos de “mis ojos”, para no tener que ver y preguntarme por qué tengo el derecho a la vivienda y otros no, por qué tengo el derecho al alimento y al sustento y otros no.

 He estado en la posición de querer a los pobres fuera de mi vista, me duele pensar en el tipo de persona que he sido y sentía derecho de serlo, pero no hay nada que pueda hacer para cambiar el pasado, sino ver el que he aceptado el lavado de cerebro de la desigualdad como un status quo que es “normal”, que es fácil de aceptar como la “normalidad” de un sistema de injusticia cuando ésta no nos afecta cercana y personalmente.

Me he despertado; hoy cuando veo a una persona pobre veo la injusticia, el abuso, el robo que todos nosotros quienes tenemos más estamos perpetrando contra los que no tienen nada, veo también su vergüenza y miseria; veo que es mentira que ” los pobres son más felices que nosotros”, es lo que decimos para justificar el por qué no estamos obligados a soltar nuestros privilegios para garantizar que todos tengan acceso a una vida digna y así vivamos soñando con ganar el premio mayor, jurando que cuando lo hagamos ayudaremos a otros menos afortunados, y no vemos que es nuestra falta de voluntad para dejar ir el deseo de los premios de este mundo lo que crea la pobreza y la vida inhumanas que dejamos a un lado para que otros puedan vivir.

 Hasta ahora sólo nos preocupamos por gestionar las consecuencias, cuando las consecuencias de este sistema levantan sus feas cabezas tratamos de espantarlas o encarcelarlas, nos dimos cuenta de que también podíamos ganar dinero con las consecuencias, ¿Cuán inteligente es eso?, por lo que privatizamos el sistema “correccional”, primero privatizamos el sistema de justicia para hacer que funcione en apoyo del “sector privado”, la secta con sus manos en el dinero, el botín, y luego privatizamos el sistema penitenciario, así que vamos a crear el problema, dejamos que siga su curso y luego cogemos el resultado final de la misma y lo encarcelamos – y obtenemos también un beneficio considerable del mismo, como la cereza del pastel.

Lamentablemente creemos que esto va a durar para siempre, que podamos caminar por la cuerda floja entre la supervivencia y el desastre a través del cumplimiento, al ir al trabajo, mediante la búsqueda de nuevas formas innovadoras de hacer dinero en la vida de otros, levantando buenos esclavos a nuestra imagen y semejanza, al obedecer a la Ley, cuando en realidad, la verdad es que habrá un momento en la vida de todos cuando nos veremos obligados a enfrentarnos a este mundo, antes de que podamos pensar el “colchón de dinero’ , el “a la mierda tu dinero” requerido para amortiguar nuestras existencias lejos de tocar fondo, o para decirle al sistema “que se joda” será demasiado, no vamos a ser capaces de ahorrar la cantidad necesaria de dinero para crear redes de seguridad lo suficientemente fuertes como para atraparnos en nuestra caída libre.

Podemos ir por ese camino, no hay nada que nos detenga hasta ahora, o podemos ver en el sentido común que hay otra manera, podemos ver que podemos detener nuestra caída libre antes de llegar al suelo con un ruido sordo, para despertar a la injusticia de un sistema en el que el abuso se ha convertido en la nueva normalidad, y en su lugar apoyar un cambio que incluirá todos, Levántate por un mundo que apoyará a todos, y en un movimiento dirigir ambos problemas del mundo y nuestros miedos condenatorios con los que puede que tengamos que vivir como aquellos cuyas vidas no hemos considerado lo suficientemente importantes como para realinearlos a un nivel standard de vida digno.

Un nuevo mundo comienza con la toma de conciencia de que ante menos vida es Dada, menos vida será recibida – por todos, entonces “yo” siempre tendré que luchar por mi vida, por mi propia supervivencia, porque no puedo conseguir lo que yo no estoy dispuesto a dar a los demás incondicionalmente y ya que niego el derecho a la vida de otros no tengo derecho a ella, y el mundo no es justo para nadie.

Levántate por un Ingreso garantizado de Vida; podemos tener un mundo que funcione para todos, sólo tenemos que tomar la decisión y caminarla y no detenernos en esta ocasión hasta que esté hecho.

Fragmento del Post:

¿Qué es una verdadera Democracia?

Por Marlen Vargas del Razo (Traducido por Gabriel Aceves)

” los hombres cambian con gusto de señor, creyendo mejorar;14 y esta creencia los impulsa a tomar las armas contra él; en lo cual se engañan, pues luego la experiencia les enseña que han empeorado. Esto resulta de otra necesidad natural y común que hace que el príncipe se vea obligado a ofender a sus nuevos súbditos, con tropas o con mil vejaciones que el acto de la conquista lleva consigo” – . Nicolás Maquiavelo

¿Cuántas veces hemos criticado a un político o a una persona en cualquier posición de autoridad por no “apegarse a su palabra” y romper cualquier promesa o compromiso que dijeron que iban a vivir y aplicar bajo su dominio como la representación de las personas? Muchas veces, de hecho se ha convertido en la forma de presentar la idea de que somos “lo suficientemente sabios” para comprender que “estamos siendo engañados” y cómo todo esto se ‘está haciéndonos”, sin comprender que en este estado de víctima uno establece el rechazo inmediato de la responsabilidad propia y lo invierte en un punto de culpa como si tuvieran algunos poderes divinos para resolver los problemas de esta realidad, los cuales en realidad son creados individualmente por cada uno de nosotros.

Observa cómo hemos conferido y justificado esta enorme responsabilidad de resolver los problemas del mundo a unos pocos individuos a quienes creemos que estamos haciendo un favor al votar por ellos para tomar una posición de dios/autoridad sobre todo y de todos en un país en particular o institución. Dentro de esto, creemos que todo lo que hacen está mal, que es entonces un punto de abuso y que tenemos el derecho de despreciarlos y pedirles que “paguen por sus crímenes contra la humanidad”. Esencialmente yendo desde el “amor” inicial como las expectativas del cambio, el progreso y la honestidad, al ‘ odio ‘ como el engaño y la decepción que surge cuando algo o alguien no cumple con nuestras expectativas – pero :

¿Por qué y Cómo estamos esperando, expectativos, queriendo que otros hagan el trabajo que todos debemos hacer como una cuestión de auto – integridad y responsabilidad?

A menos que entendamos esto, vamos a seguir “luchando contra los poderes establecidos “creyendo que un cambio de poderes” es lo que se necesita en este mundo, en vez de darse cuenta de que la manera de disolver cualquier tipo de abuso es disolver la ilusión de tal poder y su forma estructural legitimada únicamente a través de votar en “elecciones democráticas” para elegir a nuestros líderes, sin siquiera cuestionar por qué existen esas posiciones en la sociedad…

Me he dado cuenta de que “todo lo que ellos hagan” es sólo una consecuencia de la desigualdad en la responsabilidad que hemos creado, aceptado y permitido en nuestro mundo – por lo tanto, en lugar de culpar y juzgar y oponerse a los demás, tomo el punto de vuelta a mí mismo y me aseguro de comenzar a vivir por los principios de la honestidad conmigo mismo, a partir de hacer realmente lo que digo que voy a hacer, teniendo en cuenta lo que es mejor para todos en todo momento y en ello ver que tengo la responsabilidad de mi propia vida para vivir en integridad y honestidad con uno mismo que significa la fundación de una nueva sociedad que podemos crear individuo por individuo hasta comprender que no requerimos que un solo individuo asuma tal posición de “poder” y liderazgo, sino que nos convertimos en la encarnación de la autonomía y el auto-liderazgo, teniendo la capacidad de decidir y de hacer siempre lo que es mejor para todos y, como tal , no se requerirán más poderes jerárquicos para llevar a cabo nuestra sociedad, porque vamos a vivir el “poder del pueblo” como una auténtica democracia que existe a nivel individual de vivir la responsabilidad por uno mismo.

La verdadera democracia no es “Elegir a una persona para ocupar el cargo a través de un hombre, un voto” únicamente,  comprendiendo que tal voto no es simplemente tachar un papel en la elección, sino que es en realidad convertirse en un individuo responsable por si mismo que entiende que cada uno de nosotros asumiendo la responsabilidad de nosotros mismos crea una verdadera democracia, ya que cada individuo se levanta en la honestidad consigo mismo teniendo en cuenta en todo momento qué es lo mejor para todos.

Una auténtica democracia es la capacidad individual de dirigirse a uno mismo en la toma de responsabilidad por sí mismo y la consideración de la igualdad de derechos e igualdad de responsabilidades, que viven juntos en una manera que sea mejor para todos. El verdadero “Poder del pueblo” no puede ser representado, debe ser individual y prácticamente vivido y aplicado.

Para encontrar más acerca del LIG – Living Income Guaranteed (El Ingreso Garantizado de Vida):

www.basicincome.me 
basicincomeguaranteed.wordpress.com

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.